ASEMCO
ASEMCO

TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

Se denomina Trastorno del Espectro Autista (T.E.A.) a un amplio conjunto de alteraciones en el desarrollo. Estas alteraciones se caracterizan, en niveles diferentes, por dificultades en la comunicación e interacción social, y en la existencia de patrones repetitivos y restringidos de actividades e intereses.

Poseen un origen neurobiológico y si bien parecen tener su inicio en etapas muy tempranas del desarrollo cerebral, sus signos y síntomas más obvios se evidencian durante los primeros años de vida a través de manifestaciones conductuales con una severidad altamente variada e individualizada.

La incidencia de los T.E.A., según el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) es de 1 de cada 68 niños, con una predominancia de 5:1 para el sexo masculino, y una presencia de discapacidad intelectual asociada en un 50% de los casos.

Trastorno del Espectro Autista (T.E.A.)

Diagnóstico

No existen estudios médicos para el diagnóstico de los T.E.A., el mismo se realiza en base a la observación cualificada del comportamiento del niño, y debe ser llevada a cabo por un Médico o Psicólogo con entrenamiento específico y amplia experiencia clínica.

Una evaluación diagnóstica adecuada debe incluir observaciones clínicas directas, entrevistas a padres y maestros y una evaluación completa de desarrollo, mediante tests estandarizados, que abarque habilidades cognitivas, de comunicación y lenguaje, funcionamiento adaptativo, habilidades motoras y viso-motoras, y habilidades de juego y socialización.

Los criterios diagnósticos de T.E.A. se encuentran en el Manual de Psiquiatría Americana (DSM-V).

Puede descargar el documento traducido al español haciendo click en el siguiente ícono

Descargar documento IDEA
Manual de Psiquiatría
Americana (DSM-V)

IDEA - Las 12 Dimensiones del Espectro Autista

El inventario IDEA (Angel Riviere, 1997) permite una descripción cualitativa, detallada e individualizada en 12 dimensiones del desarrollo que siempre se encuentran alteradas en los Trastornos del Espectro Autista.

Su riqueza descriptiva y la profundidad del análisis que permite realizar, la transforman en una valiosa herramienta tanto para la evaluación como para el estudio de los T.E.A..

Las 12 dimensiones descritas en el IDEA son las siguientes:

  1. Trastorno cualitativo de la relación social
  2. Trastorno de las capacidades de referencia conjunta
  3. Trastorno de las capacidades intersubjetivas y mentalistas
  4. Trastorno de las funciones comunicativas
  5. Trastorno cualitativo del lenguaje expresivo
  6. Trastorno cualitativo del lenguaje receptivo
  7. Trastorno de las competencias de anticipación
  8. Trastorno de la flexibilidad mental y comportamental
  9. Trastorno del sentido de la actividad propia
  10. Trastorno de la imaginación y de las capacidades de ficción
  11. Trastorno de la imitación
  12. Trastorno de la suspensión


Puede descargar el Inventario IDEA completo haciendo click en el siguiente ícono

Descargar documento IDEA
Inventario
IDEA

Detección Temprana

Si bien en la actualidad no existe una cura para los T.E.A., la intervención temprana puede hacer una gran diferencia en la calidad de vida de estos niños y sus familias. Las investigaciones indican que una intervención temprana en un entorno educativo apropiado, puede reducir significativamente los síntomas y manifestaciones del trastorno en los niños.

La formación de profesionales que trabajan en el área pediátrica, así como de padres y cuidadores de niños pequeños, resulta de vital importancia para la detección de comportamientos inusuales que podrían ser indicadores precoces de un T.E.A..


Signos de alerta entre los 18 y 36 meses

Entre el año y medio y los 3 años de edad, sería recomendable consultar con un especialista si su hijo presenta algunas de estas conductas:

  1. no responde al nombre cuando lo llaman
  2. no tiene buen contacto visual y/o no responde a su cara o a su sonrisa
  3. no mira la cara del adulto al enfrentarse a algo desconocido
  4. no mira un objeto que le señalan o que otro está mirando
  5. no acerca objetos para mostrárselos ni muestra lo que está haciendo
  6. no señala con el índice para pedir objetos y para compartir con otro algo de su interés
  7. no imita sus acciones, gestos o vocalizaciones de manera espontánea
  8. no responde ni se interesa en juegos de “cu-cu” o escondidas
  9. tiende a aislarse, o parece estar más interesado en los objetos que en las personas
  10. no muestra interés en los otros niños de su edad o no sabe iniciar juego con ellos
  11. no desarrolla lenguaje verbal, o bien lo utiliza de manera poco convencional repitiendo literalmente lo que oye o ha oído (frases de otros, fragmentos de películas o canciones, etc.)
  12. hace movimientos atípicos con sus manos o con su cuerpo (girar sobre sí mismo, aletear, hacer ruiditos, caminar en puntas de pie, etc.)
  13. utiliza los juguetes de forma atípica (alineándolos o moviéndolos de forma repetitiva, etc.)
  14. no realiza juego simbólico o de simulación (hacer de cuenta que un bloque de madera es un avión o un teléfono, etc.)
  15. tiene berrinches desmedidos y a veces sin motivo aparente
  16. se muestra inflexible a los cambios (en los recorridos habituales, en la disposición de los objetos, al querer compartir un juego con él, etc.)
  17. presenta respuestas extrañas a estímulos sensoriales (umbrales altos al dolor, hipersensibilidad a los sonidos o a determinadas texturas, fascinación por ciertos estímulos visuales, etc.)


¿Qué hacer frente a una sospecha?

Ante la presencia de algún indicador precoz o la sospecha de un posible Trastorno del Espectro Autista es preciso consultar rápidamente a un Pediatra del Desarrollo o Neurólogo especializado.

Actualmente contamos con instrumentos muy precisos para la detección temprana de los T.E.A. que se pueden medir en edades tan tempranas como los 16 meses.


Herramienta de Detección

Un instrumento de detección para edades tempranas es el  M-CHAT-R/F (Modified Checklist for Autism in Toddlers, Revised with Follow-Up; Robins, Fein y Barton, 2009).

Se trata de una herramienta de pesquisa en 2 etapas, que es completada por los padres y que sirve para evaluar el riesgo de Trastorno del Espectro Autista. Está destinado a pediatras o personal sanitario para su uso en la exploración evolutiva de niños entre los 16 y hasta los 30 meses de edad.

El Cuestionario M-CHAT-R/F es considerado de gran valor para detectar posibles casos de T.E.A..

Puede descargar el documento traducido al español haciendo click en el siguiente ícono

Checklist for Autism in Toddlers (CHAT)
Checklist for Autism
in Toddlers (CHAT)