X
 

Trastornos del Espectro Autista (TEA)

Son trastornos del desarrollo que poseen un origen neurobiológico y cuyos signos y síntomas más claros se evidencian durante los primeros años de vida de manera diferente en cada persona. Los criterios diagnósticos de TEA se encuentran en el Manual de Psiquiatría Americana (DSM-V) dentro de los trastornos del neurodesarrollo.

Las alteraciones se caracterizan, en niveles diferentes, por dificultades en la comunicación e interacción social, y en la existencia de patrones repetitivos y restringidos de actividades e intereses.

ASEMCO - descarga de documento
Manual DSM-V

Click en el ícono para descargar

Detección temprana

Si bien en la actualidad no existe una cura para los TEA, la intervención temprana puede hacer una gran diferencia en la calidad de vida de estos niños y sus familias.

Tanto padres como profesionales en el campo de la salud y educación pueden ser quienes detecten estos primeros indicadores y realicen consultas o derivaciones efectivas a un pediatra del desarrollo o neurólogo especializado.

Signos de alerta entre los 18 y 36 meses

Entre el año y medio y los 3 años de edad, sería recomendable consultar con un especialista si el niño presenta algunas de estas conductas:

  1. no responde al nombre cuando lo llaman
  2. no tiene buen contacto visual y/o no responde a su cara o a su sonrisa
  3. no mira la cara del adulto al enfrentarse a algo desconocido
  4. no mira un objeto que le señalan o que otro está mirando
  5. no acerca objetos para mostrárselos ni muestra lo que está haciendo
  6. no señala con el índice para pedir objetos y para compartir con otro algo de su interés
  7. no imita sus acciones, gestos o vocalizaciones de manera espontánea
  8. no responde ni se interesa en juegos de “cu-cu” o escondidas
  9. tiende a aislarse, o parece estar más interesado en los objetos que en las personas
  10. no muestra interés en los otros niños de su edad o no sabe iniciar juego con ellos
  11. no desarrolla lenguaje verbal, o bien lo utiliza de manera poco convencional repitiendo literalmente lo que oye o ha oído (frases de otros, fragmentos de películas o canciones, etc.)
  12. hace movimientos atípicos con sus manos o con su cuerpo (girar sobre sí mismo, aletear, hacer ruiditos, caminar en puntas de pie, etc.)
  13. utiliza los juguetes de forma atípica (alineándolos o moviéndolos de forma repetitiva, etc.)
  14. no realiza juego simbólico o de simulación (hacer de cuenta que un bloque de madera es un avión o un teléfono, etc.)
  15. tiene berrinches desmedidos y a veces sin motivo aparente
  16. se muestra inflexible a los cambios (en los recorridos habituales, en la disposición de los objetos, al querer compartir un juego con él, etc.)
  17. presenta respuestas extrañas a estímulos sensoriales (umbrales altos al dolor, hipersensibilidad a los sonidos o a determinadas texturas, fascinación por ciertos estímulos visuales, etc.)

Trastornos del Espectro Autista (TEA)

Instrumento de detección precoz M CHAT R / F

Actualmente contamos con herramientas eficaces y validadas para detectar los primeros indicadores de TEA como el M-CHAT-R/F (Modified Checklist for Autism in Toddlers, Revised with Follow-Up; Robins, Fein y Barton, 2009).

ASEMCO - descarga de documento
Checklist for Autism in Toddlers

Click en el ícono para descargar

Diagnóstico

Al detectar los signos de alerta se deberá hacer una consulta especializada a fin de realizar un diagnóstico específico e integral del niño. Dentro del proceso diagnóstico se realizarán evaluaciones específicas como el ADOS 2 y ADI R.

A nivel de desarrollo se evaluarán las habilidades cognitivas, de comunicación, socialización, cuidado personal, adaptativas y motoras.

La evaluación tendrá el objetivo de conocer al niño en su individualidad y poder diseñar un plan de tratamiento con los apoyos que necesite tanto él como su familia.

servicios de evaluaciones

Todos los derechos reservados a Fundación ASEMCO ® - 2020

Lunatics Comunicación Visual